¿De qué sufre tu equipo de trabajo?


En Sentido Común buscamos inspirar a los equipos de trabajo a lograr mejores resultados. En nuestra experiencia hemos encontrado que hay distintos tipos de equipo y que su naturaleza los hace vulnerables a dinámicas de trabajo nocivas. Aquí les contamos cuáles son las patologías más comunes para cada tipo de equipo. En los siguientes artículos hablaremos más sobre cada uno, sus desafíos y riesgos, y compartiremos algunas recomendaciones para lograr dinámicas de colaboración que facilitan llegar a resultados efectivos.

¿Crees que alguno de estos se parece a tu equipo de trabajo? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Equipos temporales.

Suelen formarse con el propósito de ejecutar un proyecto con una duración determinada. Usualmente, son equipos interdisciplinarios, compuestos por personas que no se conocen previamente y tienen que comenzar a actuar de inmediato. Una vez terminado el proyecto se deshace el equipo.

Vulnerabilidades/riesgos:

  • Falta de comprensión entre los miembros del equipo, cada uno habla un lenguaje diferente, que solo se comienza a unificar hacia el final del proyecto.

  • Ante la necesidad de actuar rápidamente, cada miembro soluciona el reto a su manera. Esto conlleva el riesgo de generar respuestas heterogéneas que no se pueden agregar para medir impacto.

  • Una vez se termina el proyecto el equipo se disuelve y con ello el conocimiento acumulado se pierde.

Ejemplos: Equipos de proyecto en organizaciones de cooperación internacional u organizaciones no gubernamentales.

Equipos efímeros.

Son equipos con una estructura fija, diseñada para desempeñar una tarea constante, pero sus miembros no permanecen mucho tiempo.

Vulnerabilidades/riesgos:

  • Se avanza muy lentamente porque se “reinventa la rueda” con cada cambio de liderazgo en el equipo. Esto hace que lograr resultados sea más costoso.

  • Los cambios frecuentes pueden hacer que los equipos pierdan su razón de ser.

  • Con las rotaciones se dan cambios de orientación estratégica que afectan la continuidad y la confianza de los clientes o contrapartes.

  • Se pierden el conocimiento y las relaciones con clientes cada vez que se va un miembro.

Ejemplos: Equipos en instituciones públicas que están a merced de cambios políticos. Equipos de ventas, cuyos miembros cambian fácilmente de empleador.

Equipos estacionales.

Están conformados por un equipo principal pequeño que suma o reduce miembros dependiendo de la demanda por sus servicios.

Vulnerabilidades/riesgos

  • Los miembros adicionales no transmiten correctamente los valores del equipo principal.

  • Se compromete el sello de calidad de la organización por falta de consistencia de los resultados entregados.

  • Una vez se reducen miembros del equipo se pierde conocimiento.

Ejemplos: Equipos en empresas de consultoría.

Equipos en entornos burocráticos

Estos equipos tienen un propósito de mediano o largo plazo que trabajan en un entorno que les exige responder con celeridad a la coyuntura.